Buscar

Soy Diseñorita

También aquí.

mes

julio 2015

Forma de corazón

La marca que más miedo me daba tener, tú te encargaste de hacerla la primera vez que salimos.

Anuncios

D.

Te he visto escasas veces, (bueno tal vez te he visto como 6) dos de ellas nos pusimos un poco de acuerdo, una te sorprendí… Y tres más sólo te vi de lejos.

Me gusta contarnos. Es agradable volver a recordar… Ayer quise ir sin avisar, creo que se me da con bastante facilidad. Amé la manera en que me miraste, y sonreíste, hubo un momento en el que no supe si seria buena idea dejarme ver. Pero bueno, perdí.

Gracias por el abrazo, y el apretón de manos. Gracias por la complicidad y sucederme.

Estás padre.

Me cansé de buscarte.

Es increíble como una canción que nunca en tu vida has escuchado puede recordarte cosas…

Hace unos días tenía ganas de escribirte, o bien, de escribir para ti… porqué sinceramente hubieron cosas que nunca mencioné (abiertamente)… Sí, me las repetía una y otra vez, hasta que por un momento dejaron de hacer ruido en mi. Hace unos días te llamé para felicitarte, y es que no podía olvidar tu cumpleaños. Me diste las gracias por todo… es placentero escucharnos hablar… Tú me tenías… Nunca quise irme de ti.

Es cierto que el tiempo ayuda, ahora sólo trato de aprender a estar con mi nueva yo, debes saber que no ha sido fácil. Sé claramente que hubo un antes y un después en mi; me encontré, contigo… con lo nuestro y nuestra rara forma de hacer las cosas (muy nuestra).

Me cambié, me cambiaste, nos cambiamos.

Te faltaron ganas para permanecer junto a mi. Y es que recuerdo el momento en el que decidiste soltarme…

Sé perfectamente que no te odio, no entendí tus razones… ahora tal vez sólo creo que tenías ganas de caminar solo… Está bien, creo que estas cosas suceden, agradezco la magia que le pusiste a mis días, agradezco que con tu partida me enseñaras que yo solita soy capaz de hacer muchas de las cosas que siempre quise hacer (no precisamente sola). Me enseñaste a ser paciente, y sí… nunca pensé serlo tanto.

No sé en qué momento también decidí hacer lo mismo que tú… “soltar”

Pero me ha funcionado bien, me he dedicado a ser un papalote, no tengo planes a largo plazo… suelo ser espontánea… y sonrío.

Gracias por ese tiempo increíble, por esa vida que tuvimos juntos.

Has sido de lo mejor que me ha sucedido.

¡Vuela!

Casi siempre, siempre.

Screen Shot 2015-07-01 at 11.30.19 AM

Hoy me acordé de ti.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑