Hace tiempo deseo escribir, pero termino no animándome. Me pongo muchos peros, y únicamente me dedico a pensar las palabras.  En fin…

Hace unos días, me invitaron a una “posada” de corredores, sí esas personas que están locas y deciden despertar a las 5am, para ir a correr, aún con frío. (Ya medio soy una de ellos)

Entre plática y plática, se acercó uno de ellos a preguntarme sobre lo que hacía, a qué me dedicaba y ese tipo de cosas; me arrinconó diciendo que “Por qué no era triatleta”, como si yo le hubiera dicho; “Anda, dime qué te gustaría que fuera”… Sinceramente me sentí acorralada, me molestó, además argumentaba que él podría encontrarme el tiempo para que yo entrenara, él es triatleta… al final creo que cada quién es lo que es, y así de simple. Él dudaba mucho que me gustaba lo que hacía… quería encontrarme más. Después preguntó, ¿Qué harías sin que te pagaran? por suerte nos interrumpieron y no respondí su absurda e inteligente pregunta. Esa noche mi confusión, casi logra volverse un estado, cuando conducía a casa, pensaba en su pregunta, y en que probablemente no lograría tener ni siquiera una respuesta para mi misma. Después de tanto analizar, obtuve la respuesta… Me he imaginado muchas veces pintando, eso me gustaría hacer… me veo en un balcón de algún departamento con vista al mar, con un café caliente… pintando, mientras escucho música y bailo en calzones. Eso en definitiva es lo que amaría hacer.

Ahora me encuentro esperando que sucedan cosas. Me adapto a nuevas posibilidades… Me gustaría una vida tranquila, pero vivo estresada.

 

 

 

 

Anuncios