Captura de pantalla 2017-05-26 a las 12.02.16 a.m..png

Me pediste que no publicara nada sobre ti en ninguna de mis redes sociales, lo sé. Pero esta es la única forma que tengo de comunicarme… así es, así soy.

Tenía la necesidad de escribir sobre ti, desde hace días. Y no había logrado escribir nada.

Quiero agradecerte, cada uno de los cafés que me preparaste por la mañana, y el sobrecito de splenda que usaste. Cada una de las canciones que bailaste como loco, y me forzaste a bailar… por las caras que hacías, y la manera tan peculiar de imitarme. Gracias por probar mi paciencia cientos de veces… Por insistir en vernos… por proponer plan tras plan, para conseguir vernos… por esas madrugadas en que llegabas a mi casa después de haber salido con tus amigos. Agradezco la vez que fuiste a mi departamento porque querías verme, y no salí, porque me quedé perdidamente dormida. Gracias por no dejarme ir…

Gracias por nunca marcar “tu territorio”, cuando estabas conmigo. Agradezco tu seguridad, y tus críticas… Agradezco sentir que aprendías muchísimo conmigo. Gracias por respirar y contar hasta 10 con mis indecisiones. Agradezco que siempre me hayas escrito… por preocuparte por mi. Gracias por lavar mi toalla… por doblar mi ropa, y abotonar mis camisas. Gracias por soportar mis ronquidos esas veces… Por dejarme sentir mejor acostada en tu cama. Gracias por la confianza…

Gracias por dejarme ser, por soltarme a pesar de no querer hacerlo…

Creo que hasta agradezco tus celos… y comentarios “ardidos” ( como dices tú)… Gracias por adoptar a mi hija como tuya. Gracias por no perder la esperanza en que algún día me gustarían los huevos, de alguna manera.

Gracias porque contigo no importaba qué hora era para hacer algo, o para vernos. Gracias por cargarme…gracias por descubrir mis sorpresas a destiempo… Por los ataques de risa… y por esa pelea que tuvimos de cosquillas. Nunca lo dije, creo… pero te admiro… admiro ese corazón que tienes… que escondes siendo burlón, y criticón, ¡Ya sé! ¡Eres periodista! ¡Así eres!

Gracias, gracias, gracias.

Disculpa que te escriba esto, aquí.

Te recordaré, siempre. ¡Vuela alto!

Anuncios