Buscar

Soy Diseñorita

También aquí.

Encuéntrame

Si escribiera todas las cosas que han pasado por mi cabeza últimamente… seguramente ya estaría de nuevo visitando al psiquiatra. Tengo ese nudo en la garganta que no te deja hablar ni escribir, que te impide fluir; que te paraliza, y es que llevo ya algunos días en stand by. Intentando avanzar… pero me parece estoy inmóvil, buscando una señal.

Estoy cansada… Me siento gris, como pocas veces.

Creí que cambiando de lugares, la pequeña GRAN nube que está sobre mí, se iría… pero no es así, está. A veces más grande que otras, pero acompañándome… todos los días.

No sé qué pasará después.

De pronto, urgen muchas cosas…

Urge que te quedes, que me abraces, que no me sueltes… que me hagas parte de tu vida.

Que caminemos juntos, urge que me encuentres. (No, hasta que me encuentre)

IMG_4665.jpg

Anuncios

Sin Encontrar(me)

Y es que llevo ya varios días tratando de encontrarme, y aún no lo consigo. He tenido más de tres semanas de mucho estrés, y en la primera oportunidad que tuve un respiro me sentí perdida. Me parece que me desconozco, que no sé quien soy. Estoy distraída, y fastidiada…

Quiero aparecerme, encontrarme, saber que hacia donde estoy yendo es el camino adecuado.

No sé… Me cuesta fluir.

IMG_6716.jpg

La foto es de Ro, un día que todo fluyó.

Juntos

Podría haber deseado que la noche de anoche no terminara. Sentía esa plenitud de ser yo, con alguien.

Estábamos sentados en tu sillón, me abrazabas… mientras escuchábamos a Sharon Jones. De pronto comprendí que no te tenía, que no nos pertenecíamos, y estaba bien. Te acepté como eres, y me acepte como soy, entendí que nuestra permanencia es voluntaria, no tenemos títulos ni contratos de por medio, estamos porque queremos estar, y somos lo que queremos ser. Me di cuenta que a pesar de las muchas veces que intenté correr, ahí estaba (como ya muchos días ya) sentada a tu lado, disfrutando de tu compañía y tus bromas a veces poco graciosas pero con la intención de hacerme sonreír. De pronto una lágrima apareció, y es que no pude evitar sentirme agradecida por lo que hemos vivido y con temor de no saber cuando terminará esto. Lo impresionante fue que de forma rápida entendí… Que ahí estábamos, un par de locos que huyen… sonriendo y juntos.

Más días de estos improvisados… más días con ganas de vernos, y de hacerlo real.

PD. Te veo porque te quiero.

(No me digas “ven”, y ven)

IMG_6552.jpg

 

Un Tumblr real.

Esta semana ha sido la más “random” que he tenido.

Lunes de Londres, martes de Amsterdam, jueves ciudad de México y Rogue One, viernes  amigos invisibles, sábado de boda y domingo en Puebla.

Estoy más que agradecida por haber vivido lo que viví, porque las cosas se hayan dado de la forma en que se dieron. Y es que estando a miles de kilómetros me di cuenta de muchas, una de ellas es la facilidad con la que una se puede ir, y desconectarse, olvidar… hacerse a un lado. Y sentirse libre y plena… y es que absolutamente nada me preocupaba, bueno… mentira, sí… me preocupaba alcanzar a ver todo lo que tenía que ver antes de que cayera la noche, tipo 3 pm… eso me parecía un reto.

Al final uno terminará haciendo lo que desea hacer, no hay horas para comer, para desayunar, despertar o salir a bailar. Creo que todos tenemos un tiempo, y si quieres dormir en vez de comer, está bien.

Estando en Londres rompí mi record en correr… y es que desde que volví, no había pasado de correr 10 kilómetros. ¡Corrí 15! ¡Sí! ¡15 kilómetros! Recuerdo esa sensación de plenitud, de fascinación por descubrir la ciudad con mis tenis… de querer seguir. Probablemente sea uno de los contados momentos en los que he sentido esa plenitud.

Gracias, gracias, gracias.

IMG_5503.jpg

Cafeteria en Amsterdám, donde tomé un capuchino y comí pan francés.

De Wasserette.

Cansancio

Hoy ha sido el día en que más cansada me he sentido, estoy “agotada“… Lo relaciono mucho a esa sensación que me quedaba después de cada competencia… Dejaba siempre lo mejor para el final… mi mamá me acompañaba aproximadamente los 100 metros antes de la meta, gritaba “cierra hija ¡con todo!”; en este momento no hay nadie que me diga, “vamos es lo último, puedes…” (Me echo porras yo solita… )

Hoy lo complicado es evitar sentirme triste, estoy tan agotada que me duele todo, no tengo ni ganas de reír. Sólo quiero llorar.

Quiero dormir, es cansancio ¿verdad?

Screen Shot 2016-10-21 at 6.05.12 PM.png

La verdad.

La verdad, quería que me miraras y que a través del río de gente, adivinaras lo que eras para mí, que a través de todo, me reconocieras. La verdad, quería que detuvieras todo lo demás.Captura de pantalla 2016-10-04 a las 5.58.09 p.m..png

Ya no.

Y es que después de varias pruebas y error, hoy sentí algo distinto. Intenté salir con algunos dudes, y… me di cuenta que no me gusta que me medio quieran.

Que la distancia, (que no es problema) se convierta inmensa, que aparezca la imposibilidad de poder cenar con alguien… que todo parezca tan lejano, y que 5km parezcan 500km.

Estoy fastidiada de que me digan que me quieren ver, y no lo hagan posible. Que me quieran con intermitencia, que no tengan detalles, me molesta ser más caballerosa que ustedes, que me quemen las ganas de ser atenta y detallista… limitarme, que al serlo no sea correspondida. No quiero un amor a medias.

Quiero poder desbordar esas ganas de querer, quiero querer bonito, y que me quieran de la misma forma.

¿Reciprocidad? 

Screen Shot 2016-08-10 at 1.30.12 PM.png

 

Te Odio.

Estos días he descubierto que te odio.

Te odio como no he odiado a nadie más. Odio haberte conocido, haber conocido a la mejor parte de mi, contigo, odio los días que no tomo Kraken contigo, odio no poder cocinar como te cocinaba a ti, odio no poder reírme todo el maldito tiempo, odio no haberme cansado de amarte. Odio lo que ya no somos, odio que me hayas soltado, odio que no estés ahora, que no puedas ver en lo que me he convertido.

Odio que me hayas arruinado, que me hayas hecho tan a tu manera. Odio que me hayas dejado tan libre, odio no poder decirle a nadie más “amor”… Odio que no estás para cargarme cuando hay charcos en la calle.  Odio que me hayas enseñado a que todo es tan sencillo, que todo es posible. Odio que me hayas hecho creer que siempre estarías.

Odio haber dejado de ser sin ti.

 

Odio tantas cosas pero lo que más odio es haber podido seguir sin ti. 

(Odio no poder odiarte)

26.

Es curiosa la manera en que se dieron las cosas, y por la situación que lo hicieron…

Y es que ahora entiendo por qué tuve que batallar con una relación, por qué sentí que no me hallaba…
Y es que cuando las cosas no fluyen, y en lugar de sentirte libre, te sientes atado, enojado… No debes estar ahí.
Ahora me siento plena, feliz, siento que puedo hacer lo que yo quiera, no me siento vigilada, tampoco obligada a dar explicaciones… simplemente soy.
Agradezco esta nueva oportunidad de compartir, de crecer.
¡Gracias!
IMG_1510.jpg

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑